Seleccionar página

 

Figura 1. Erosiones, fisuras y desprendimientos de los revocos.

¿ Porque se deteriora los morteros y fachadas en el exterior?

quizás hayamos visto en alguna ocasión fachadas deterioradas, con grietas y revocos desprendidos, o se haya padecido en vuestra propias viviendas. Bien esta patologías son consideradas lecciones menores ya que todos aquellos fallos que no afectan a la estructura o a la cohesión de las construcciones, pero si a su aspecto estético. Sin embargo, deberás tener en cuenta que toda patología  menor degenerará en patologías más graves, que en ocasiones afectarán a las mismas estructuras del edificio, si no se procede de forma urgente a su estudio y rehabilitación.
La consideración de lesión menor son los fallos en los acabados, las fisuras y desconchados en los revestimientos exteriores ,produciendo oxidación de los elementos metálicos, …) afectando gravemente a la estructura del edificio.
No sólo significa un deterioro de aspecto estético, si no que el abandono de este tipo de lesiones puede llegar a desprendimientos a la vía pública con las consecuencias en efectos que todos conocemos.
A modo de ejemplo analizaremos lo que ocurre en el proceso de oxidación de un anclaje metálico en una estructura de hormigón.
a) Oxidación del elemento metálico por falta de protección.

Figura 2. Oxidación de elemento metálico por falta de protección

b) Aumento de volumen como consecuencia de la oxidación.
c) Manifestación de las fisuras en el punto de anclaje.
d) Transformación de fisuras en grietas, debido al progresivo aumento del volumen elemento metálico.
e) Desprendimientos y caídas de la porción del material que envuelve al elemento metálico.
Ejemplo figura 2.

 

* La acción de la lluvia en los revocos.

¿ Que efecto produce en los morteros ?
Los revocos de mortero constituyen uno de los elementos más débiles de la construcción y se encuentran sometidos de forma permanente a la degradación ambiental.
Las fachadas expuestas o poco protegidas acaban siendo afectadas por las lluvias. Estás producen ciclos alternativos de humectación y desecación de los revocos, sometiéndolos a fuertes tensiones internas que se traducen en expansiones y retracciones. Estás afectan a la capa interna, que acaban separándose del soporte y con el paso del tiempo se produce el desprendiendo o el desconchado.

* La acción de las heladas.

La congelación del agua es un cambio de estado de este elemento que produce su solidificación y un aumento de volumen. Este fenómeno meteorológico es el causante de las destrucciones más importantes que puede sufrir los revocos.por lo cual es muy importante no aplicar los morteros a muy bajas temperaturas ya que afectan directamente a la calidad de los mismos.

* La acción de las sales.

Las sales minerales se encuentran en todo tipo de terrenos y pueden hallarse disueltas en agua o estado sólido, cuando se produce su desecación ( cristalización ) La inclusión de sales más o menos agresivas en las arenas con las que se confeccionan los morteros de los revocos, puede ser muy negativa para la vida de los revestimientos. Quizás alguna ves habréis visto en vuestros revocos , o ladrillos una pelusa blanca, bien esto son las sales mas bien conocidas como saliste. Este tipo de intervenciones hay que tratarlas con aditivos e sanear y curar el soporte.

* Tratamiento

¿ Como actual antes esta patologías?
En ningún caso se realizará un revoco sobre otro que haya sufrido erosiones, teniendo que sanear la base en su totalidad,y proceder al curado de la capa cerámica. Todo lo que no sea actuar con este procedimiento , será una chapuza y si bien en el momento se quedara todo listo y terminado , os daréis cuenta que en poco tiempo esa capa superficial estará nuevamente erosionada.
La rehabilitación de este tipo de lesiones pasa necesariamente por la eliminación del revoco en la zona afectada. Debe procurarse enlazar con las zonas en buen estado, proceder a la limpieza del soporte hasta la total eliminación de los residuos, incluir una malla de fibra de vidrio Mallatex, que actuara como armado, y ejecutar un nuevo revoco manteniendo siempre húmedo el soporte. Una vez realizado se procederá al curado, que consiste en el regado de la zona de rehabilitación, sobre todo durante los días de intenso calor, para evitar así la evaporación del agua sobre todo en los primero días de vida del mortero.

Para terminar con esta entrada, recomendamos usar siempre morteros, aditivos hidrófugos y  materiales con las calidades, AENOR esto se verificará con las fichas técnicas que se entregará al la dirección de obra o a los promotores para garantizar las calidades necesarias para una correcta ejecución de la obras. Así como una correcta puesta en obra a través de un equipo cualificado y profesional.
Seguiremos escribiendo sobre esta entrada, en enlaces posteriores. CONSTRUCIONES MELERO SUR SL